A NADIE AMARGA UN DULCE

Cakes

Creemos que la estructura perfecta para nuestro estilo de repostería es la tarta. Primero porque nos lo habéis pedido bastante, y os escuchamos, y después hemos visto que es algo contundente, razonable con su precio y que podemos usar todos los ingredientes chulos que nos gustan, desde el mango hasta el clásico chocolate.

Imaginación

Por otro lado, lo que más nos motiva cada día, es ofreceros algo fuera de lo cotidiano y que os encante. Siempre andamos en la cocina pensando que puede sorprender, o como podemos cerrar los platos del día de manera original, que os deje un buen sabor de boca por la tarde. Por eso tenemos a veces migas dulces, macetitas en la vitrina o picante en los postres. ¡Sed valientes!

No ponemos nada en la carta

¿Qué tenemos entonces?

Siempre intentamos tener al menos dos opciones para elegir, y si podemos realmente dar más, lo vais a tener.

Al principio, en las pruebas de carta teníamos una enorme variedad de opciones que no sabíamos como clasificar, ni como afrontar el producto fresco con nuestros medios.

Tuvimos que dejar de lado nuestras ganas golosonas y buscar la manera de enseñaros todos los dulces poquito a poco, tanto en versiones reducidas para completar el menú como con las tartas.

Especialización
VS
oFERTA COMPLETA

Debemos hablar desde la sinceridad que religiosamente aplicamos hacia vosotros. Es ilógico pretender que nosotros hacemos lo mejor, en todo, siempre. Y como golosos que somos, conocemos a nuestros sweetie vecinos tarteros y donuteros, entre otros de mucha calidad.

Estas ofertas  son totalmente verticales y especializadas en su producto, el cual evidentemente valoramos y queremos. Por lo que entendednos, cuando humildemente planteamos un dulce a  bajo precio no como una estrategia agresiva si no como la puesta en valor de aquellos que centran el 150% de su tiempo y esfuerzo en endulzaros la vida. Nosotros hemos de aplicar ese tiempo en darte siempre opciones diferentes, elaborar aperitivos y obsequios que merezcan tu atención, darte una carta verdaderamente hecha por nosotros, etc.

Y ya nos encontráis cada día en la cocina, haciendo equilibrios con el tiempo y dando nuestro mejor concepto en su justo precio. Ya solo nos queda conoceros aquí en nuestra casa, y que nos digáis si os ha merecido la pena llegar al final del menú.