pahatas a la riojana veganas

aviso importante

Para realizar esta receta hasta acabar en el resultado que te mereces, has de utilizar el SECRETO más importante de cualquier cocinero que se precie.

No, no es pesar cada ingrediente, ni hacer cortes milimétricos. Es probar cada fase de la elaboración y ajustar a tu criterio. Nosotros te iremos guiando poco a poco, no te asustes.

¿qUÉ TIENES POR LA NEVERA?

Entendemos que muchas veces miras una receta para ver que ingredientes lleva y como de imprescindibles son para ir a comprarlos. Aquí os lo hacemos más fácil con una gráfica de importancia de los ingredientes, para que decidáis vosotrxs que usaréis y que no. ¿No es vuestro plato y lo ibais a hacer igual? ¡Pues ya está, mucho más fácil!

Cebolla 100%
Ajo 100%
Pimiento 100%
Pimentón 100%
Patata 100%
Pimiento choricero 90%
Aceite de oliva 80%
Laurel 70%
Margarina 70%
Boniato 60%
Calabaza 60%
Romero fresco 60%
Tomillo fresco 60%
Vino tinto 40%
Tomate pera 40%
Puerro 30%
Apio 30%
Zanahoria 30%
Gelburguer 28%
Aceite de humo
10%

paso 1. marchando las bases

Esto es un precepto, un automatismo, un statement y un axioma. Lo más importante de todo este guiso es que respetes unos quehaceres muy sencillos y repetitivos dentro de la cocina.

Calentar una cantidad decente de aceite, dorar el ajo uniformemente, añadir la cebolla, los aromáticos, y tener el fuego lo suficientemente alto para que el sonido que hace el agua de la cebolla contra el aceite sea algo molesto para tu oido.

Una vez el color de la cebolla pase de translúcido a amarillito, podrás bajar el fuego. ¿Cuánto? Pues cada cocina es un mundo pero ha de estar flojito para que si te olvidas 15 minutos no se agarre nada. Esto es algo que lleva mucho tiempo y tampoco te puedes arriesgar.

el Ajo en láminas es más controlable si al picarlo fino no te sale regular

Puedes tostar los aromáticos ligeramente para potenciar su olor,
confitarlos suavemente en el aceite para aromatizarlo
o simplemente juntarlo con la cebolla.

Siempre sin tallos

Puedes picar la cebolla en tiras (juliana) para que te sea más rápido el corte

eN BEARYGREEN DEDICAMOS A TERMINAR UN SOFRITO ENTRE 4H-6h, EN CASA 1 HORA ES SUFICIENTE.

Puedes salar la cebolla para ayudar al proceso.
Y si echas azúcar, que sea relamente poco. LA CEBOLLA CARAMELIZA POR SÍ SOLA.

paso 2 marchando otras bases

He de reconocer que los caldos caseros son complicados, y los de verduras tienen problemas añadidos para coger sabor, pues suelen tener un gusto muy suavecito. Pero yo sé que nos crees cuando te decimos que merece la pena antes que comprar el caldo de 1€ del super, que es algo que puede apañar oye, pero no para nosotrxs.

Profundizar en la receta de un caldo puede llevar perfectamente un post entero, así que os dejamos las claves TOP para tener un caldo chulo.

La verdura va cortada a lo loco, esto se llama mirepoix, y mola mucho hacerlo.

¡No escatimes en verdura!
Si echas cuatro recortes lacios, tampoco van a hacer milagros!...

Prueba a sofreir todas las verduras menos las más acuosas para potenciar el color y sabor del caldo

Un caldo de verduras lo puedes tener listo en 2H a fuego bajito y destapado
(si te pilla el toro y tienes que usar express...pues qué le vamos a hacer)

Puede llevar muchas verduras, pero las que usamos nosotros para este caldo son:

Cebolla
Ajo
Puerro
Apio
Calabaza
Zanahoria
Recortes de pimiento

Sé imaginativo con los sabores, nabo, perejil, lombarda, pak choi, setas...Es tu comida, tu conoces perfectamente tus gustos.

Resumiendo, cortas las verduras, las sofríes hasta que doren, añades el agua fría y lo haces hervir. Una vez llegados a este punto, lo bajas al chop chop, esperas entre 60/90 minutos, lo cuelas, lo pones a reducir hasta que te guste(evaporar agua y concentrar sabores) y terminas con tu toque de sal.

Recuerda que no es lo mismo sabroso que salado. La sal potencia sabores, no los crea (normalmente).

Aquí tenéis un sofrito rapidito de 45 minutos con esa cebolla, ajo, pimiento y aromáticos

Aquí lo tenéis con un poco de pimentón, pimiento choricero y vino tinto reducido, dos horas después.

La diferencia de sabor es abismal, y cuando venís a comer, lo notáis, claro.

paso 3. VAMOS A METER EL CONDUMIO

Oh Dios mío, para todos los amantes de los guisos en estos meses de frío, seáis veganos o no; ¡no podéis tener más suerte!

Este es un guiso para llorar, para hacer feliz a la gente, y su elemento PRINCIPAL, es algo libre de sufrimiento animal, disponible para todos y económico. ¡¿Qué más se puede pedir?! ¿Qué no tarde tanto?…sí bueno, pero para eso ya estamos nosotros haciéndolo en Bearygreen ¿no?

Una vez pelada, es recomendable con algo de tomate pera triturado, darle un par de vueltas por el sofrito hasta que se caliente.

Haznos caso, querrás tener las "pahatas" calientes cuando eches el caldo (caliente)

para guisos no cortes la patata jamás. siempre ha de ser cachelada o escachada, es decir, romper el "cacho" antes de finalizar el corte.

dependiendo del grosor de tu cachelo y el calor del guiso,
puede variar el tiempo de cocción entre 20-30 MINUTOS NORMALMENTE

¡pero pínchala antes de dejar reposar!

Unas nueces de margarina al final le darán brillo y suavidad a la textura de la salsa

↓ ¡y llegó el final!↓

En efecto, no hay cucharón,
rompería la patata y no queremos eso,
Simplemente dale meneitos agarrando las dos asas.

No te preocupes si te queda más rojo, caldoso, trabado...
Cada persona es un mundo, y queremos que cocinéis a vuestra bola.

Ay que lloro...

La salsa del guiso no es más que el caldo espesado con el almidón de la patata y potenciado con el sofrito.

Evidentemente lo acompañamos de "chorizo vegano.
Pero eso lo vamos a dejar para otro artículo, porque tiene muchas aplicaciones y esto ya tiene tela.

Para aquellas personas inquietas, os hemos dejado los ingredientes en la lista... mientras lo preparamos.

¡Ahora...a comer, qué no se enfríe!

Querrás enterarte de cuándo lo pongamos en el menú...
¡aquí abajo nos puedes seguir!